Comunicación

Povisa amplía la certificación nacional de seguridad asistencial a todo el bloque quirúrgico

La UNE179003 refuerza sus exigencias y se convierte en una de las más rigurosas del mundo en el ámbito de la seguridad del paciente

EL Hospital fue, en 2012, el primero de España en obtenerla para las áreas más críticas de hospitalización

Los auditores destacan la inversión en tecnología del hospital y la cultura de seguridad

Miércoles, 15 de julio de 2015.-  Después de convertirse, en julio de 2012, en el primer hospital de España en obtener la certificación oficial española sobre gestión de riesgos clínicos para la seguridad del paciente –UNE179003-, Povisa acaba no solo de renovar esta acreditación tres años después, sino de ampliarla a todo el bloque quirúrgico, lo que incluye los quirófanos, la unidad de recuperación postanestésica –URPA-, la cirugía mayor ambulatoria para endoscopias digestivas, las centrales de esterilización y la programación quirúrgica.

La ampliación de esta exigente acreditación se produce semanas después de haber recibido Povisa el Quality Healthcare del Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad, y coincide también con una renovación de los criterios de la UNE179003, que se han hecho todavía más exigentes. En este sentido, para lograr acreditarse de nuevo es imprescindible, por ejemplo, que el hospital haya evaluado todos los riesgos que puedan derivarse del uso de tecnología sanitaria, o que haya implementado un sistema de formación continuada. Todo ello, convierte a esta norma en una de las más rigurosas del mundo en el ámbito de la seguridad del paciente.  

Publicada en el BOE en 2010 e inspirada en la acreditación hospitalaria más estricta y prestigiosa del mundo, la americana Joint Commision International, la UNE 179003 se concedió a Povisa en 2012 en el ámbito de toda la “hospitalización médica, quirúrgica, oncológica, oncohematológica y de pacientes críticos desde su evaluación inicial hasta el alta”, esto es, en las áreas claves del hospital y donde se lleva a cabo una vigilancia más intensiva de los pacientes. Hasta esa fecha, solo un hospital en España había logrado la certificación, pero exclusivamente para su servicio de hemodiálisis. Povisa fue, pues, el primero que lo logró en el ámbito fundamental de la hospitalización.

Para la renovación de la certificación, los auditores del hospital han valorado especialmente la cultura de “declaración de eventos adversos como fuente de aprendizaje y conocimiento” y “la inversión en recursos materiales y tecnológicos para la seguridad del paciente”. También se ha destacado el “despliegue de indicadores a todos los niveles” y los planes de tratamiento de la seguridad “en todo el sistema”. La certificación es válida por 3 años, con revisiones anuales y un compromiso del hospital de adaptarse a las posibles modificaciones y mejoras de la propia norma que puedan producirse de ahora en adelante.

Pie de foto.- María Antonia Muñoz, directora de Enfermería y Calidad de Povisa.

 

Trabaja con nosotros

Ayúdanos a mejorar

Vídeos educativos

Suscríbete a la Newsletter

Para mantenerte informado de todas las novedades sobre el hospital.